En nuestra boca,¿qué tipos de bacterias existen ?

Recientes investigaciones en el campo de la salud y la medicina están avanzando en el conocimiento del aparato digestivo y su sorprendente universo bacteriano. A lo largo de los últimos años, las investigaciones en torno al microbiota bucal e intestinal han dado un vuelco a la comprensión del cuerpo humano y de su salud, principalmente, han supuesto una nueva manera de mirar y entender qué hay detrás de muchas enfermedades.

¿Todas las bacterias de nuestra boca causan enfermedades?

No, las bacterias de la boca también cumplen una relevante función en nuestro bienestar. De hecho, un 10% de la población no tiene nunca caries porque la cavidad bucal está protegida por la bacteria Streptococcus dentisani. Por lo tanto, en la boca podemos encontrar tanto bacterias beneficiosas, como bacterias perjudiciales.

Los números son llamativos: en nuestra boca encontramos más de 700 especies diferentes de bacterias, y en cada milímetro de saliva puede haber entre 10 y 100 millones de microorganismos. Un auténtico ecosistema de cuyo equilibrio depende nuestra salud.

¿Qué bacterias causan enfermedades periodontales?

Desde el siglo pasado se ha acumulado una gran cantidad de evidencias sobre el origen de la periodontitis, pero pocos microorganismos han sido hasta ahora denominados patógenos periodontales, los cuales, están relacionados con la iniciación y progresión de la enfermedad.

Aunque hay más de 300 especies de bacterias que se aíslan en las bolsas periodontales, sólo un pequeño porcentaje de ellas se consideran etiológicamente importantes. A continuación enumeramos las bacterias perjudiciales que existen en nuestra boca y que pertenecen al grupo de Bacilos Anaerobios Gram Negativos, mayormente relacionados en las causas de la enfermedad periodontal:

1. Género Porphyromonas.

Las especies del Género Porphyromonas se caracterizan por ser bacilos pleomórficos o cocobacilos, inmóviles, no esporulados. P. gingivalis, ha sido considerada una bacteria periodontopatógena por excelencia, se aísla del surco gingival especialmente cuando no existe una buena salud periodontal, y se ha asociado especialmente con la progresión de la periodontitis crónica. P. gingivalis es el microorganismo más patógeno dentro del grupo de Bacilos Anaerobios Gram Negativos. Ellos señalan que el poder patógeno de esta bacteria en la colonización, destrucción del tejido periodontal y evasión de las defensas del huésped, tiene relación con un gran número de factores de virulencia. Esta bacteria, es capaz de producir una variedad de enzimas que causan alteraciones directamente en los tejidos del periodonto. Entre éstas, se encuentran: la colagenasa, que actúa sobre el colágeno del ligamento periodontal y hueso alveolar.

2. Género Prevotella.

Las especies que conforman el Género Prevotella, son bacilos cortos, pleomórficos, inmóviles, no esporulados. Las especies más implicadas en la periodontitis son P. intermedia, Ploescheii y Pmelaninogenica, en las que se han descrito fimbrias, como adhesinas, que intervienen en la adhesión y coagregación bacteriana. También se ha comprobado su capacidad para degradar inmunoglobulinas, su acción tóxica sobre fibroblastos, su actividad fibrinolítica, y el estímulo de su crecimiento por hormonas como estradiol y progesterona. Igualmente, se ha demostrado in vitro que P. loescheii y P. melaninogenica tienen efecto inmunosupresor por inhibir la proliferación de linfocitos B e inmunoglobulinas.

3. Género Bacteroides.

Pertenecen a este Género una gran variedad de especies ubicadas en el Grupo Bacteroides fragilis aisladas con frecuencia en infecciones de importancia clínica en el ser humano. Estas especies forman parte de la microflora autóctona del tracto gastrointestinal, pero raramente se encuentran en boca. En cavidad bucal solo tienen interés las especies, B. capillosus, B. heparinolyticus, y B. forsythus, que frecuentemente habitan en el surco gingival.

4. Género Fusobacterium.

Las bacterias que conforman el Género Fusobacterium, se caracterizan por ser bacilos largos fusiformes, inmóviles, no esporulados y generalmente no fermentativos. La producción de ácido butírico como principal producto metabólico permite diferenciar Fusobacterium de Prevotella, Porphyromonas y Bacteroides.

¿Qué pueden causar este tipo de bacterias?

La periodontitis crónica supone la destrucción de los tejidos del soporte del diente y es uno de los casos más importantes de pérdida dental. La existencia de placa dental es fundamental en este proceso. La colonización de los tejidos periodontales por estas bacterias perjudiciales es el primer paso para el desarrollo de esta enfermedad.

Este proceso destructivo se debe a la entrada de las bacterias o de sus productos bacterianos a los tejidos periodontales. En consecuencia, la destrucción del hueso y encía que rodea al diente, deriva de productos bacterianos que causan directa o indirectamente daño en los mismos.

No obstante, es un error acabar con todas las bacterias, ya que muchas son buenas. Por ejemplo, impiden que entren determinados patógenos, como las que provocan infecciones por cándidas o por hongos. Por ello, la periodontitis se ha de tratarmediante técnicas de desinfección específicas y eliminación de la placa bacteriana de manera mecánica, respetando las bacterias beneficiosas de la boca.

Además, debemos tener en cuenta que cuando tomamos antibióticos, o utilizamos antisépticos de forma continuada y abusiva, también se rompe el equilibrio del microbiota oral y desaparecen estas bacterias que impiden el asentamiento de los patógenos oportunistas, es decir los tipos de bacterias dañinas.

Recientes investigaciones en el campo de la salud y la medicina están avanzando en el conocimiento del aparato digestivo y su sorprendente universo bacteriano. A lo largo de los últimos años, las investigaciones en torno al microbiota bucal e intestinal han dado un vuelco a la comprensión del cuerpo humano y de su salud, principalmente, han supuesto una nueva manera de mirar y entender qué hay detrás de muchas enfermedades.

¿Todas las bacterias de nuestra boca causan enfermedades?

No, las bacterias de la boca también cumplen una relevante función en nuestro bienestar. De hecho, un 10% de la población no tiene nunca caries porque la cavidad bucal está protegida por la bacteria Streptococcus dentisani. Por lo tanto, en la boca podemos encontrar tanto bacterias beneficiosas, como bacterias perjudiciales.

Los números son llamativos: en nuestra boca encontramos más de 700 especies diferentes de bacterias, y en cada milímetro de saliva puede haber entre 10 y 100 millones de microorganismos. Un auténtico ecosistema de cuyo equilibrio depende nuestra salud.

¿Qué bacterias causan enfermedades periodontales?

Desde el siglo pasado se ha acumulado una gran cantidad de evidencias sobre el origen de la periodontitis, pero pocos microorganismos han sido hasta ahora denominados patógenos periodontales, los cuales, están relacionados con la iniciación y progresión de la enfermedad.

Aunque hay más de 300 especies de bacterias que se aíslan en las bolsas periodontales, sólo un pequeño porcentaje de ellas se consideran etiológicamente importantes. A continuación enumeramos las bacterias perjudiciales que existen en nuestra boca y que pertenecen al grupo de Bacilos Anaerobios Gram Negativos, mayormente relacionados en las causas de la enfermedad periodontal:

1. Género Porphyromonas.

Las especies del Género Porphyromonas se caracterizan por ser bacilos pleomórficos o cocobacilos, inmóviles, no esporulados. P. gingivalis, ha sido considerada una bacteria periodontopatógena por excelencia, se aísla del surco gingival especialmente cuando no existe una buena salud periodontal, y se ha asociado especialmente con la progresión de la periodontitis crónica. P. gingivalis es el microorganismo más patógeno dentro del grupo de Bacilos Anaerobios Gram Negativos. Ellos señalan que el poder patógeno de esta bacteria en la colonización, destrucción del tejido periodontal y evasión de las defensas del huésped, tiene relación con un gran número de factores de virulencia. Esta bacteria, es capaz de producir una variedad de enzimas que causan alteraciones directamente en los tejidos del periodonto. Entre éstas, se encuentran: la colagenasa, que actúa sobre el colágeno del ligamento periodontal y hueso alveolar.

2. Género Prevotella.

Las especies que conforman el Género Prevotella, son bacilos cortos, pleomórficos, inmóviles, no esporulados. Las especies más implicadas en la periodontitis son P. intermedia, Ploescheii y Pmelaninogenica, en las que se han descrito fimbrias, como adhesinas, que intervienen en la adhesión y coagregación bacteriana. También se ha comprobado su capacidad para degradar inmunoglobulinas, su acción tóxica sobre fibroblastos, su actividad fibrinolítica, y el estímulo de su crecimiento por hormonas como estradiol y progesterona. Igualmente, se ha demostrado in vitro que P. loescheii y P. melaninogenica tienen efecto inmunosupresor por inhibir la proliferación de linfocitos B e inmunoglobulinas.

3. Género Bacteroides.

Pertenecen a este Género una gran variedad de especies ubicadas en el Grupo Bacteroides fragilis aisladas con frecuencia en infecciones de importancia clínica en el ser humano. Estas especies forman parte de la microflora autóctona del tracto gastrointestinal, pero raramente se encuentran en boca. En cavidad bucal solo tienen interés las especies, B. capillosus, B. heparinolyticus, y B. forsythus, que frecuentemente habitan en el surco gingival.

4. Género Fusobacterium.

Las bacterias que conforman el Género Fusobacterium, se caracterizan por ser bacilos largos fusiformes, inmóviles, no esporulados y generalmente no fermentativos. La producción de ácido butírico como principal producto metabólico permite diferenciar Fusobacterium de Prevotella, Porphyromonas y Bacteroides.

¿Qué pueden causar este tipo de bacterias?

La periodontitis crónica supone la destrucción de los tejidos del soporte del diente y es uno de los casos más importantes de pérdida dental. La existencia de placa dental es fundamental en este proceso. La colonización de los tejidos periodontales por estas bacterias perjudiciales es el primer paso para el desarrollo de esta enfermedad.

Este proceso destructivo se debe a la entrada de las bacterias o de sus productos bacterianos a los tejidos periodontales. En consecuencia, la destrucción del hueso y encía que rodea al diente, deriva de productos bacterianos que causan directa o indirectamente daño en los mismos.

No obstante, es un error acabar con todas las bacterias, ya que muchas son buenas. Por ejemplo, impiden que entren determinados patógenos, como las que provocan infecciones por cándidas o por hongos. Por ello, la periodontitis se ha de tratarmediante técnicas de desinfección específicas y eliminación de la placa bacteriana de manera mecánica, respetando las bacterias beneficiosas de la boca.

Además, debemos tener en cuenta que cuando tomamos antibióticos, o utilizamos antisépticos de forma continuada y abusiva, también se rompe el equilibrio del microbiota oral y desaparecen estas bacterias que impiden el asentamiento de los patógenos oportunistas, es decir los tipos de bacterias dañinas.

Índice de contenido

Table of Contents

Etiquetas

¿Conoces cuáles son los mejores implantes dentales? ¿Cuánto duran?

Resolvemos tus dudas para que tomes la decisión correcta con esta práctica guía de implantología

¿Quiéres que resolvamos tus dudas sobre este tema? Contacta con nosotros

Artículos relacionados

La pulpotomía y la pulpectomía son procedimientos frecuentes en Odontopediatría. Es habitual en niños que han sido afectados por caries avanzadas. Es un problema que no parece ser mandatario en pacientes infantiles, sin embargo, son muchos los niños que se…

Pericoronaritis es una palabra un tanto desconocida, pero viene siendo un malestar bastante común entre jóvenes y niños. Se trata de una afección vinculada a la erupción de los dientes, sobre todo a las muelas del juicio, aunque también se…

En este artículo, vamos a explicar qué es la sialorrea, su definición, sus causas y consecuencias y los tratamientos posibles en la Clínica dental y con otras profesiones de la medicina. La sialorrea, o también llamada ptialismo, es una condición…

La odontología es una especialidad médica que ha visto cómo sus posibilidades terapéuticas han evolucionado hasta tal punto que es muy complicado que un único profesional odontológico sea capaz de cubrir todas las necesidades del paciente. De ahí que deba…

Las coronas dentales, también conocidas como fundas dentales, son prótesis dentales que cubren la totalidad del diente y se colocan sobre el diente de manera fija mediante la técnica de cementado. La finalidad de la corona es cubrir el diente…

Las carillas dentales son el tratamiento dental estético indoloro más individualizado que podemos realizar dentro de la odontología estética, ya que podemos modificar varias características del propio diente siendo mínimamente invasivos. Dentro de la estética dental es uno de los…

El edentulismo se ha convertido en el problema bucal más popular de los últimos años y también uno de los más complejos. Como consecuencia de ello, en el artículo de hoy, queremos comentar todo lo que debes saber sobre el…

La extracción de una pieza dental es un tratamiento odontológico muy frecuente y es importante informar a los pacientes sobre los posibles síntomas de infección después de una extracción de muela. Tras la sustracción odontológica, se establece un período de…

Los implantes dentales han supuesto una innovación terapéutica extraordinaria para solucionar la falta de piezas dentales en nuestros pacientes. De manera clásica, el tratamiento suponía la colocación de fijaciones en el interior del hueso maxilar y la espera de 2…

La tartrectomía consiste en la eliminación de cálculo o “sarro” y depósitos de placa bacteriana alrededor de los dientes. Las bacterias orales, junto con restos de alimentos y saliva, se endurecen y forman lo que llamamos “tártaro” o “sarro”.   …