¿Qué son las coronas dentales? Procedimiento y tipos.

Las coronas dentales, también conocidas como fundas dentales, son prótesis dentales que cubren la totalidad del diente y se colocan sobre el diente de manera fija mediante la técnica de cementado. La finalidad de la corona es cubrir el diente en su totalidad para modificar  el color o anomalías de la forma del diente producida tanto por fractura, desgaste, malposición y/o rotación dental.

Procedimiento:

Lo primero que será necesario para llevar a cabo este procedimiento, es la toma de registros dentales del paciente para poder realizar unas coronas provisionales, que nos servirán para colocar en la boca del paciente durante la fase provisional.

Antes de tomar registros para una corona dental definitiva , es necesario limar gran parte de la estructura dental para poder alojar el grosor del material del que se realizará la corona. Una vez preparada la superficie dental, tomaremos los registros y el color. Sobre estos registros se trabajará la corona con el material seleccionado que mejor se ajuste a la situación a rehabilitar.

Durante este procedimiento, el paciente llevará una corona provisional que cumple con la estética y función durante la fase provisional. Una vez realizadas las pruebas del correcto ajuste y color de la corona dental final, se cementará de forma definitiva, quedando ésta totalmente fija y cumpliendo los parámetros funcionales y estéticos.

Tipos de coronas dentales:

Los diferentes materiales con los que se confeccionan las coronas dependiendo de la demanda estética y función son:

  • Coronas de Zirconio: Son coronas realizadas con un material libre de metal. Se mantienen estables a lo largo del tiempo tanto en forma como en color.
  • Coronas de Porcelana: Estas coronas están hechas de cerámica en su totalidad y están indicadas, sobre todo, para aportar estética ya que son capaces de mimetizarse totalmente al tono del resto de los dientes de la arcada.
  • Metal-porcelana: formadas por una base de metal recubierta de cerámica. Estas coronas presentan gran resistencia, pero su estética a largo plazo está comprometida, ya que puede llegar a verse el metal a nivel de la zona de la encía con el paso de los años.

La durabilidad del tratamiento de las coronas dentales suele ser de varias décadas gracias a la estabilidad del material tanto en resistencia como en color. No obstante,  no hay que olvidar como en todos los tratamientos dentales, que la estabilidad a largo plazo está estrechamente relacionado en el cuidado por parte del paciente y el control por parte del profesional.

Lo más importante es mantener una buena higiene oral y acudir a las revisiones y mantenimientos odontológicos, para así poder hacer un correcto control sobre el tratamiento realizado y sobre los dientes y la encía que lo soportan.

En el caso de que se detecte una caries, se podría llegar a producir un debilitamiento de la estructura dental que soporta la prótesis dental, facilitando la fractura del diente.

Es importante, el control y mantenimiento del tejido que rodea el diente, porque una enfermedad de encía no tratada y controlada puede acabar en movilidad y/o pérdida de la pieza sobre  la que está cementada la prótesis.

Es igualmente importante y recomendable el uso de una férula dental nocturna para evitar sobrecargas dentales

coronas dentales

Las coronas dentales, también conocidas como fundas dentales, son prótesis dentales que cubren la totalidad del diente y se colocan sobre el diente de manera fija mediante la técnica de cementado. La finalidad de la corona es cubrir el diente en su totalidad para modificar  el color o anomalías de la forma del diente producida tanto por fractura, desgaste, malposición y/o rotación dental.

Procedimiento:

Lo primero que será necesario para llevar a cabo este procedimiento, es la toma de registros dentales del paciente para poder realizar unas coronas provisionales, que nos servirán para colocar en la boca del paciente durante la fase provisional.

Antes de tomar registros para una corona dental definitiva , es necesario limar gran parte de la estructura dental para poder alojar el grosor del material del que se realizará la corona. Una vez preparada la superficie dental, tomaremos los registros y el color. Sobre estos registros se trabajará la corona con el material seleccionado que mejor se ajuste a la situación a rehabilitar.

Durante este procedimiento, el paciente llevará una corona provisional que cumple con la estética y función durante la fase provisional. Una vez realizadas las pruebas del correcto ajuste y color de la corona dental final, se cementará de forma definitiva, quedando ésta totalmente fija y cumpliendo los parámetros funcionales y estéticos.

Tipos de coronas dentales:

Los diferentes materiales con los que se confeccionan las coronas dependiendo de la demanda estética y función son:

  • Coronas de Zirconio: Son coronas realizadas con un material libre de metal. Se mantienen estables a lo largo del tiempo tanto en forma como en color.
  • Coronas de Porcelana: Estas coronas están hechas de cerámica en su totalidad y están indicadas, sobre todo, para aportar estética ya que son capaces de mimetizarse totalmente al tono del resto de los dientes de la arcada.
  • Metal-porcelana: formadas por una base de metal recubierta de cerámica. Estas coronas presentan gran resistencia, pero su estética a largo plazo está comprometida, ya que puede llegar a verse el metal a nivel de la zona de la encía con el paso de los años.

La durabilidad del tratamiento de las coronas dentales suele ser de varias décadas gracias a la estabilidad del material tanto en resistencia como en color. No obstante,  no hay que olvidar como en todos los tratamientos dentales, que la estabilidad a largo plazo está estrechamente relacionado en el cuidado por parte del paciente y el control por parte del profesional.

Lo más importante es mantener una buena higiene oral y acudir a las revisiones y mantenimientos odontológicos, para así poder hacer un correcto control sobre el tratamiento realizado y sobre los dientes y la encía que lo soportan.

En el caso de que se detecte una caries, se podría llegar a producir un debilitamiento de la estructura dental que soporta la prótesis dental, facilitando la fractura del diente.

Es importante, el control y mantenimiento del tejido que rodea el diente, porque una enfermedad de encía no tratada y controlada puede acabar en movilidad y/o pérdida de la pieza sobre  la que está cementada la prótesis.

Es igualmente importante y recomendable el uso de una férula dental nocturna para evitar sobrecargas dentales

Índice de contenido

Table of Contents

Etiquetas

¿Conoces cuáles son los mejores implantes dentales? ¿Cuánto duran?

Resolvemos tus dudas para que tomes la decisión correcta con esta práctica guía de implantología

¿Quiéres que resolvamos tus dudas sobre este tema? Contacta con nosotros

Artículos relacionados

La pulpotomía y la pulpectomía son procedimientos frecuentes en Odontopediatría. Es habitual en niños que han sido afectados por caries avanzadas. Es un problema que no parece ser mandatario en pacientes infantiles, sin embargo, son muchos los niños que se…

Pericoronaritis es una palabra un tanto desconocida, pero viene siendo un malestar bastante común entre jóvenes y niños. Se trata de una afección vinculada a la erupción de los dientes, sobre todo a las muelas del juicio, aunque también se…

En este artículo, vamos a explicar qué es la sialorrea, su definición, sus causas y consecuencias y los tratamientos posibles en la Clínica dental y con otras profesiones de la medicina. La sialorrea, o también llamada ptialismo, es una condición…

La odontología es una especialidad médica que ha visto cómo sus posibilidades terapéuticas han evolucionado hasta tal punto que es muy complicado que un único profesional odontológico sea capaz de cubrir todas las necesidades del paciente. De ahí que deba…

Las coronas dentales, también conocidas como fundas dentales, son prótesis dentales que cubren la totalidad del diente y se colocan sobre el diente de manera fija mediante la técnica de cementado. La finalidad de la corona es cubrir el diente…

Las carillas dentales son el tratamiento dental estético indoloro más individualizado que podemos realizar dentro de la odontología estética, ya que podemos modificar varias características del propio diente siendo mínimamente invasivos. Dentro de la estética dental es uno de los…

El edentulismo se ha convertido en el problema bucal más popular de los últimos años y también uno de los más complejos. Como consecuencia de ello, en el artículo de hoy, queremos comentar todo lo que debes saber sobre el…

La extracción de una pieza dental es un tratamiento odontológico muy frecuente y es importante informar a los pacientes sobre los posibles síntomas de infección después de una extracción de muela. Tras la sustracción odontológica, se establece un período de…

Los implantes dentales han supuesto una innovación terapéutica extraordinaria para solucionar la falta de piezas dentales en nuestros pacientes. De manera clásica, el tratamiento suponía la colocación de fijaciones en el interior del hueso maxilar y la espera de 2…

La tartrectomía consiste en la eliminación de cálculo o “sarro” y depósitos de placa bacteriana alrededor de los dientes. Las bacterias orales, junto con restos de alimentos y saliva, se endurecen y forman lo que llamamos “tártaro” o “sarro”.   …