¿Son mejores las carillas de cerámica o las de resina?

Dra. Guillem
Especialista en Endodoncia y Estética Dental

Seguramente habrás oído hablar de actores de Hollywood que han experimentado cambios radicales en sus sonrisas gracias a las carillas dentales. Pero, ¿qué son las carillas dentales?.

Las carillas en los dientes son delgadísimas láminas de cerámica o resina (0,3-0,5 mm) que se colocan mediante fuertes adhesivos sobre la superficie frontal del diente de manera definitiva y duradera. A diferencia de las habituales fundas, las carillas estéticas no necesitan tallar el diente y por ello no lo lesionan. Así, esta solución estética, mínimamente invasiva, indolora y rápida, se plantea como una excelente opción para aquellos pacientes que quieren mejorar el aspecto de su boca y su sonrisa. Este vídeo sobre las carillas de composite o cerámica te ayudará a comprender mejor el tratamiento.

Hoy existen dos tipos de carillas dentales:

Carillas de resina

Se confeccionan en una sola sesión por el odontólogo, y por ello son rápidas y económicas. No obstante, a medio plazo pierden brillo, cambian de color, se desgastan y se fracturan. Es por ello que suele necesitar un retoque a los 5-8 años.

Carillas de cerámica

Las carillas cerámicas dentales son una opción más duradera que las carillas de resina, porque no cambian de color, no pierden brillo y no se desgastan. Sin embargo, al ser fabricadas por un técnico de laboratorio, su coste es mayor que el de las carillas de resina. Para su colocación son necesarias tres sesiones con el odontólogo: una primera sesión para fabricar los provisionales, una segunda para tomar medidas y una tercera sesión para su colocación sobre el diente.

Sin embargo, es muy importante que todo tratamiento de estética dental, ya sea con dientes de porcelana o resina, sea dirigido y ejecutado por profesionales con una alta especialización y sensibilidad artística. Sólo así se puede asegurar una sonrisa bonita, y al mismo tiempo natural y personalizada. Para ello son claves dos pasos:

  • analizar exhaustivamente la cara y dientes del paciente mediante fotografía con la intención de analizar al detalle la mejor forma, color y posición de las carillas
  • colocar carillas provisionales para que el paciente pueda valorar si le gustan o no antes de colocar las carillas definitivas

Como habéis podido comprobar los odontólogos podemos ofrecer dos tipos de carillas dependiendo de las expectativas, deseos y presupuesto del paciente. Sin embargo, lo más importante son los conocimientos y la experiencia del profesional.

Categorizado en: