¿A qué se deben las encías blancas e inflamadas? Causas, síntomas y tratamiento.

Dra. Libertad Caro
Especialista en Periodoncia e Implantología Dental

¿Sabes cuál es el aspecto de unas encías saludables? Como referencia, debes tener en cuenta que el color normal y sano de una encía es el rosa pálido. Si las encías están de un color rojo oscuro o violáceo es indicativo de inflamación de las mismas, pero ¿a qué se debe el color blanco de las encías? A continuación, te explicamos las posibles causas, síntomas y tratamiento de las encías blancas.

1. Acúmulo de placa bacteriana y un cepillado insuficiente.

Las bacterias de la boca se depositan alrededor de los dientes y las encías formando una capa blanca, si no se eliminan periódicamente mediante una técnica de cepillado correcta pueden dar un aspecto blanquecino de la encía. En sus fases iniciales puede no molestar, pero si persiste puede dar lugar a mal aliento y sangrado de las encías. Se trata teniendo una buena higiene dental y realizando una limpieza de boca profesional.

2. Candidiasis. 

La candidiasis es una infección por hongos de la cavidad oral, puede afectar a las encías, mucosas y lengua. A veces está asociada a la ingesta de antibióticos. Los síntomas son zonas blancas en que se desprenden al pasar una gasa, y en ocasiones puede existir picor y escozor en la boca. Se trata mediante pomadas antifúngicas, probióticos y buena higiene oral.

3. Leucoplasias.

Son manchas blancas en las encías (aunque también pueden aparecer en otras localizaciones de la boca) debido a un exceso de queratina en el epitelio de las mismas. Esto se produce como respuesta a una agresión o estímulo. Son más frecuentes en pacientes fumadores a causa del tabaco. En la mayoría de los casos son asintomáticas, pero hay que vigilarlas porque pueden ser lesiones precancerosas y derivar en cáncer oral.

4. Gingivitis descamativas.

Forman partes de enfermedades autoinmunes, donde el epitelio de la encía se descama por la aparición de ampollas intra o sub epiteliales. Pueden aparecer junto con problemas dermatológicos como el pénfigo, penfigoide o liquen plano. Estas lesiones pueden ser asintomáticas o pueden producir escozor con alimentos ácidos o molestias al cepillado. Su tratamiento dependerá de la extensión de las lesiones, y en ocasiones se administran corticoides tópicos.

5. Gingivitis ulcero necrotizante.

Es una enfermedad de las encías causada por bacterias junto con una bajada de defensas del organismo, asociada a estrés, exámenes, tabaquismo, etc. Sus síntomas son encías blanquecinas por necrosis y destrucción del epitelio, sabor metálico, mal aliento, inflamación de algún ganglio, mal estar general y a veces fiebre. El tratamiento debe ser llevado a cabo por un periodoncista (odontólogo especialista en encías) y se cura mediante la desinfección y eliminación de bacterias, con antisépticos y antibióticos específicos. Esta enfermedad de la encía es frecuente en personas jóvenes en época de estrés.

6. Estomatitis aftosa.

La aparición de úlcera y aftas en las encías puede deberse a muchas cosas: bajada de defensas, anemia, rozaduras con aparatos de ortodoncia, cambios hormonales en las mujeres, etc. Las llagas suelen desaparecer en una semana, pero mientras tanto cursan con dolor y escozor. No requieren tratamiento específico, pero mejoran con la aplicación de pomadas con ácido hialurónico.

 

Estos son las principales causas de aparición de encías blancas , pero pueden haber otras, por ello siempre es recomendable realizar una revisión con un periodoncista.

Categorizado en: