¿Qué son las carillas de resina?

Con el paso del tiempo las coronas o fundas de cerámica pueden sufrir desajustes y caries en los márgenes de la restauración, provocando un problema estético y de salud bucodental. Del mismo modo, las enfermedades de la encía pueden favorecer la aparición de retracciones que dejan expuesta la raíz de los dientes y el margen metálico de las prótesis antiguas.

Todo ello puede afectar al diseño general de la sonrisa, que en muchos casos puede llevar a afectar a la autoestima y provocar inseguridades a la hora de interactuar con otras personas.

Entonces, ¿qué son las carillas de resina?

Las carillas de resina o composite son un tratamiento estético dental no invasivo, en el cual se aplica previo estudio, de forma manual – artística y con tecnología adhesiva sobre la cara vestibular de los dientes, finas láminas hechas a medida, con la finalidad de aportar las modificaciones estéticas y funcionales optimas.

Este tratamiento está indicado en pacientes que deseen cerrar diastemas, devolver la forma, color y textura del diente; rehabilitar dientes fracturados o desgastados, y dar forma con anatomía dental a dientes cónicos. También para los pacientes que desean corregir ligeras malposiciones dentales como ligeros apiñamientos o rotación.

¿Cómo es el procedimiento?

Previo a la realización de las carillas, se cita al paciente para recopilar información del caso como las fotografías para realizar un estudio digital, los registros dentales que transformamos en modelos de yeso sobre los cuales se realiza el encerado, que consiste en realizar las carillas en cera sobre estos modelos. Una vez realizado el diseño, se procede a realizar las carillas en boca en otra cita.

Para llevar a cabo las carillas es imprescindible realizar una preparación del esmalte mediante un suave pulido sobre la superficie y asegurar así un buen control de la adhesión de la carilla.

El composite se coloca sobre el diente en forma de masilla y se va modelando con el instrumental hasta obtener las características en cuanto a forma para la carilla y seguidamente se fotopolimerizan, es decir, se endurecen aplicando luz LED. El composite o composites que vamos a usar se seleccionan de una amplia gama de colores que nos aportaran diferentes opacidades, translucidez y color dependiendo de lo que necesitemos para mimetizarlo con la estructura dental.

¿Y qué es el composite?

El composite es una resina compuesta es un material biocompatible que está formado por una matriz orgánica que habitualmente es el BIS-GMA y un micro relleno mineral como por ejemplo el cuarzo, zirconita o silicato de aluminio aportando estética, resistencia al desgaste, elasticidad, radiopacidad y dureza.

Una fase muy importante una vez finalizada la carilla es el pulido, proceso en el que se utilizaran diferentes técnicas y materiales, obteniendo así las características de brillo y suavidad de la carilla igual al diente.

Las ventajas que presenta esta técnica son, principalmente, que se realiza en una sola sesión, que se pueden reparar de forma inmediata en el caso de fractura, y que suponen un menor coste. Por otra parte, necesitan mayor mantenimiento, como sesiones de pulido a lo largo de los años debido a su susceptibilidad de decoloración. Otra desventaja es que son menos resistentes, siendo su vida media unos cinco años.

¿Qué cuidados requieren las carillas de resina?

En primer lugar, es imprescindible mantener una excelente higiene oral, que hará que nuestras carillas mantengan durante más tiempo sus propiedades estéticas.

También es fundamental evitar en la medida de lo posible masticar alimentos duros, como por ejemplo turrón duro, frutos secos, e incluso caramelos pegajosos. Limita el consumo de alimentos con alto contenido en colorantes como el curry, salsa de soja, café o el vino tinto.

Al igual que se recomienda evitar malos hábitos como morderse la uñas, masticar hielo y por supuesto fumar. Una forma adicional de proteger las carillas en el caso de bruxismo o apretamiento es realizar y usar la férula de descarga por la noche.

Por último, es importante acudir a todas las revisiones y mantenimientos recomendados, al igual que seguir las indicaciones en relación al cuidado de las carillas.

Con el paso del tiempo las coronas o fundas de cerámica pueden sufrir desajustes y caries en los márgenes de la restauración, provocando un problema estético y de salud bucodental. Del mismo modo, las enfermedades de la encía pueden favorecer la aparición de retracciones que dejan expuesta la raíz de los dientes y el margen metálico de las prótesis antiguas.

Todo ello puede afectar al diseño general de la sonrisa, que en muchos casos puede llevar a afectar a la autoestima y provocar inseguridades a la hora de interactuar con otras personas.

Entonces, ¿qué son las carillas de resina?

Las carillas de resina o composite son un tratamiento estético dental no invasivo, en el cual se aplica previo estudio, de forma manual – artística y con tecnología adhesiva sobre la cara vestibular de los dientes, finas láminas hechas a medida, con la finalidad de aportar las modificaciones estéticas y funcionales optimas.

Este tratamiento está indicado en pacientes que deseen cerrar diastemas, devolver la forma, color y textura del diente; rehabilitar dientes fracturados o desgastados, y dar forma con anatomía dental a dientes cónicos. También para los pacientes que desean corregir ligeras malposiciones dentales como ligeros apiñamientos o rotación.

¿Cómo es el procedimiento?

Previo a la realización de las carillas, se cita al paciente para recopilar información del caso como las fotografías para realizar un estudio digital, los registros dentales que transformamos en modelos de yeso sobre los cuales se realiza el encerado, que consiste en realizar las carillas en cera sobre estos modelos. Una vez realizado el diseño, se procede a realizar las carillas en boca en otra cita.

Para llevar a cabo las carillas es imprescindible realizar una preparación del esmalte mediante un suave pulido sobre la superficie y asegurar así un buen control de la adhesión de la carilla.

El composite se coloca sobre el diente en forma de masilla y se va modelando con el instrumental hasta obtener las características en cuanto a forma para la carilla y seguidamente se fotopolimerizan, es decir, se endurecen aplicando luz LED. El composite o composites que vamos a usar se seleccionan de una amplia gama de colores que nos aportaran diferentes opacidades, translucidez y color dependiendo de lo que necesitemos para mimetizarlo con la estructura dental.

¿Y qué es el composite?

El composite es una resina compuesta es un material biocompatible que está formado por una matriz orgánica que habitualmente es el BIS-GMA y un micro relleno mineral como por ejemplo el cuarzo, zirconita o silicato de aluminio aportando estética, resistencia al desgaste, elasticidad, radiopacidad y dureza.

Una fase muy importante una vez finalizada la carilla es el pulido, proceso en el que se utilizaran diferentes técnicas y materiales, obteniendo así las características de brillo y suavidad de la carilla igual al diente.

Las ventajas que presenta esta técnica son, principalmente, que se realiza en una sola sesión, que se pueden reparar de forma inmediata en el caso de fractura, y que suponen un menor coste. Por otra parte, necesitan mayor mantenimiento, como sesiones de pulido a lo largo de los años debido a su susceptibilidad de decoloración. Otra desventaja es que son menos resistentes, siendo su vida media unos cinco años.

¿Qué cuidados requieren las carillas de resina?

En primer lugar, es imprescindible mantener una excelente higiene oral, que hará que nuestras carillas mantengan durante más tiempo sus propiedades estéticas.

También es fundamental evitar en la medida de lo posible masticar alimentos duros, como por ejemplo turrón duro, frutos secos, e incluso caramelos pegajosos. Limita el consumo de alimentos con alto contenido en colorantes como el curry, salsa de soja, café o el vino tinto.

Al igual que se recomienda evitar malos hábitos como morderse la uñas, masticar hielo y por supuesto fumar. Una forma adicional de proteger las carillas en el caso de bruxismo o apretamiento es realizar y usar la férula de descarga por la noche.

Por último, es importante acudir a todas las revisiones y mantenimientos recomendados, al igual que seguir las indicaciones en relación al cuidado de las carillas.

Índice de contenido

Table of Contents

Etiquetas

¿Conoces cuáles son los mejores implantes dentales? ¿Cuánto duran?

Resolvemos tus dudas para que tomes la decisión correcta con esta práctica guía de implantología

¿Quiéres que resolvamos tus dudas sobre este tema? Contacta con nosotros

Artículos relacionados

La pulpotomía y la pulpectomía son procedimientos frecuentes en Odontopediatría. Es habitual en niños que han sido afectados por caries avanzadas. Es un problema que no parece ser mandatario en pacientes infantiles, sin embargo, son muchos los niños que se…

Pericoronaritis es una palabra un tanto desconocida, pero viene siendo un malestar bastante común entre jóvenes y niños. Se trata de una afección vinculada a la erupción de los dientes, sobre todo a las muelas del juicio, aunque también se…

En este artículo, vamos a explicar qué es la sialorrea, su definición, sus causas y consecuencias y los tratamientos posibles en la Clínica dental y con otras profesiones de la medicina. La sialorrea, o también llamada ptialismo, es una condición…

La odontología es una especialidad médica que ha visto cómo sus posibilidades terapéuticas han evolucionado hasta tal punto que es muy complicado que un único profesional odontológico sea capaz de cubrir todas las necesidades del paciente. De ahí que deba…

Las coronas dentales, también conocidas como fundas dentales, son prótesis dentales que cubren la totalidad del diente y se colocan sobre el diente de manera fija mediante la técnica de cementado. La finalidad de la corona es cubrir el diente…

Las carillas dentales son el tratamiento dental estético indoloro más individualizado que podemos realizar dentro de la odontología estética, ya que podemos modificar varias características del propio diente siendo mínimamente invasivos. Dentro de la estética dental es uno de los…

El edentulismo se ha convertido en el problema bucal más popular de los últimos años y también uno de los más complejos. Como consecuencia de ello, en el artículo de hoy, queremos comentar todo lo que debes saber sobre el…

La extracción de una pieza dental es un tratamiento odontológico muy frecuente y es importante informar a los pacientes sobre los posibles síntomas de infección después de una extracción de muela. Tras la sustracción odontológica, se establece un período de…

Los implantes dentales han supuesto una innovación terapéutica extraordinaria para solucionar la falta de piezas dentales en nuestros pacientes. De manera clásica, el tratamiento suponía la colocación de fijaciones en el interior del hueso maxilar y la espera de 2…

La tartrectomía consiste en la eliminación de cálculo o “sarro” y depósitos de placa bacteriana alrededor de los dientes. Las bacterias orales, junto con restos de alimentos y saliva, se endurecen y forman lo que llamamos “tártaro” o “sarro”.   …