¿Qué es una endodoncia? Tipos, pasos, duración y cuidados

Endodoncia- imagen metafórica para acompañar el contenido textual
Dra. Guillem
Especialista en Endodoncia y Estética Dental

 

Los dientes con grandes caries, con infecciones o que han sufrido algún traumatismo a corto o largo plazo dan lugar en la mayoría de ocasiones a múltiples molestias y dolor. En estos casos, la endodoncia es el tratamiento de elección.

 

¿Qué es una endodoncia?

Llamamos endodoncia al tratamiento de desinfección y conformación del complejo sistema de conductos que presentan las raíces de nuestros dientes. 

 

Tipos de endodoncia: unirradicular, birradicular, multirradicular

Es un procedimiento que puede variar según la anatomía de los dientes de cada persona, aunque podríamos diferenciar 3 tipos de dientes: los unirradiculares (con una sola raíz) suelen ser los incisivos y caninos y algunos premolares; los birradiculares (dos raíces) suelen ser los premolares, aunque hay algunos molares, incisivos inferiores e incluso caninos que también se podrían localizar dos conductos; y, por último, los multirradiculares (tres o más raíces) que se dan en los molares. 

Como ya hemos mencionado antes, todo dependerá de la anatomía de cada paciente y hay que tener en cuenta que en cada raíz cabe la posibilidad de que existan varios conductos, por eso es muy importante durante el tratamiento realizarlo con magnificación, lupas y microscopio, para evitar dejarnos conductos omitidos.

El éxito de los tratamientos endodónticos es conseguir erradicar todas las bacterias y el paquete vasculo-nervioso del interior del diente, pudiendo con ello conservar el diente con plena normalidad y funcionalidad.

 

¿En qué consiste la endodoncia? Pasos y duración de la sesión

El procedimiento habitual es anestesiar la zona donde se va a realizar la endodoncia, una vez anestesiado, se tiene que localizar los conductos de cada raíz. 

Todo tratamiento restaurador en boca se debe hacer con aislamiento absoluto con dique de goma con el fin de evitar la contaminación y filtración de nuestros tratamientos, es una parte fundamental para poder garantizar el éxito de nuestros procedimientos. 

A partir de ahí conformaremos y desinfectaremos en su totalidad las raíces y posteriormente las obturaremos habitualmente con gutapercha, rellenando exclusivamente la raíz. 

En cambio, en la porción coronal se realiza una reconstrucción con resina. Este paso también es muy importante, puesto que si el material de la raíz excede su nivel, puede llevar a oscurecer la pieza dándole una tonalidad grisácea.

 

Cuidados y visitas periódicas luego de una endodoncia

La mayoría de los tratamientos se pueden realizar en una sesión, pero, como ya hemos mencionado, todo dependerá de la anatomía del diente. 

Los dientes con anatomías muy complejas y gran número de conductos, llevan más trabajo que los dientes con una sola raíz. Interviene también la posición del diente, molestias previas o durante el tratamiento o la apertura bucal del paciente. 

Hay veces que, en tratamientos complejos o dientes multirradiculares, directamente se planifican en dos sesiones, para evitar citas excesivamente largas que puedan incomodar al paciente.

Tras terminar el tratamiento, el paciente puede presentar alguna molestia puntual a la masticación o al presionar la pieza, dependerá del motivo de la endodoncia también. 

A veces hay que recetar algún antinflamatorio y en ocasiones antibiótico. No obstante,  hay que recordar que el 95% del tratamiento de conductos bien ejecutados son satisfactorios, por lo que es un tratamiento recomendable y que realizamos a diario, manteniendo las piezas en boca por más tiempo y con la misma función que antes de la patología.

Categorizado en: