¿En qué consiste la ortodoncia interceptiva y qué beneficios tiene?

Dra. Montañés
Especialista en Odontopediatría y Estética Dental

Al contrario de lo que se podría pensar, tratar problemas de maloclusión dental cuando los niños están todavía en su etapa de crecimiento, puede también prevenir problemas en su etapa adultos. Con este fin, los odontólogos recomendamos la ortodoncia interceptiva o funcional que, si bien es diferente de la ortodoncia preventiva, también cuenta con beneficios para salud dental que previene problemas de funcionalidad y estética.

Conoce qué es el tratamiento de ortodoncia interceptiva.

  1. ¿Qué es exactamente la ortodoncia interceptiva?
  2. ¿Qué problemas pueden solucionarse a una edad temprana?
  3. ¿A qué edad debe aplicarse la ortodoncia interceptiva?
  4. ¿En qué consiste este tratamiento de ortodoncia infantil?
  5. ¿No serán necesarios más tratamientos ortodónticos?

1. ¿Qué es exactamente la ortodoncia interceptiva?

Este tipo de ortodoncia infantil se lleva a cabo con el objetivo de corregir maloclusiones de forma temprana, de modo que se reoriente el crecimiento craneofacial del niño. Es decir, la ortodoncia interceptiva tiene como función principal controlar y equilibrar la posición, pero también el tamaño del hueso maxilar.

En esta etapa, a nivel dental nos encontramos en un periodo conocido como “dentición mixta” en la que conviven tanto dientes de leche como permanentes. Con la ortodoncia interceptiva trataremos no tanto los dientes sino el crecimiento del hueso.

2. ¿Qué problemas pueden solucionarse a una edad temprana?

Las correcciones más comunes que se realizan a una edad temprana suelen estar relacionadas con la expansión de huesos maxilares en arcadas excesivamente comprimidas; la estimulación del crecimiento mandibular o, por el contrario, su retardo; y también la generación de espacio para dar cabida a todos los dientes permanentes, cuando estos erupcionen, evitando así el apiñamiento dental. De hecho, la ortodoncia interceptiva podría evitar maloclusiones severas que, en la etapa adulta, sólo podrían solucionarse mediante cirugía.

Por otro lado, también estaría enfocada a la eliminación de hábitos nocivos (interposición lingual, succión digital…) que pueden llegar a deformar el hueso y crear malposiciones dentales. Obviamente, todos estos problemas serían diagnosticados por el especialista en odontología infantil quien, en las revisiones periódicas, debería detectar si existe alguna anomalía a una edad temprana. Es por ello que, desde nuestra consulta, recomendamos que la primera visita a dentista se realice a partir de los 6 años (o antes).

3. ¿A qué edad debe aplicarse la ortodoncia interceptiva?

La ortodoncia interceptiva es recomendable entre niños de 6 a 12 años para guiar el correcto crecimiento de los huesos maxilares. Como hemos comentado, permite corregir problemas relacionados con la posición dental y los huesos antes de la etapa adulta. Por esta razón, acudir a revisiones periódicas con el especialista en odontopediatría/ortodoncia es tan importante para la salud y el desarrollo dental de los más pequeños.

De hecho, este tipo de ortodoncias, permite también minimizar tratamientos posteriores, y no sólo durante la infancia, sino también durante la etapa adulta, cuando los factores funcionales, pero, especialmente estético, en estos días es tan importante. En definitiva, es la ortodoncia interceptiva es un tratamiento que puede anticipar problemas futuros.

4. ¿En qué consiste este tratamiento de ortodoncia infantil?

En ortodoncia interceptiva los aparatos pueden ser tanto fijos como removibles y será el ortodoncista el que decida qué tipo es el más adecuado según el tipo de problema que presenta el paciente así como su edad y sus rutinas.

5. Entonces, ¿ya no serán necesarios más tratamientos ortodóncicos?

Es posible que tras este tratamiento sea necesario colocar una ortodoncia correctiva para procurar una correcta alineación de los dientes en pacientes infantiles a partir de los 12 años de edad cuando, previsiblemente, ya han erupcionado todos los dientes permanentes, mejorando de esta manera la oclusión de la boca.

En cualquier caso, el tratamiento siempre será más corto que si no hubiésemos realizado nunca ningún tipo de tratamiento y además, habremos solucionado previamente todo los problemas óseos del paciente, siendo sólo necesario corregir la alineación y oclusión.

En este caso es posible optar por tratamientos con los distintos tipos de brackets, o bien, con alineadores Invisaling (disponible también para adolescentes y niños), según el requerimiento estético de cada paciente.

Categorizado en: ,