¿Qué es la periimplantitis y cómo tratarla?

Dr. Rafael Blanes
Director Médico, especialista en Implantología Dental Avanzada

Como hemos comentado en muchas ocasiones, la colocación de dientes fijos sobre implantes dentales ha supuesto una auténtica revolución en el tratamiento de pacientes que sufren de pérdida dental. Y aunque son muchos los pacientes que se han beneficiado de este tratamiento es importante saber que los implantes dentales requieren una serie de cuidados para evitar una enfermedad llamada perimplantitis que, si bien es una posibilidad, sólo ocurre en 15% de los casos y, en general, se agrava, por prácticas de higiene deficientes.

¿Qué es la periimplantitis?

La perimplantitis es una infección crónica de la encía que rodea a los implantes dentales a consecuencia de la acumulación de las bacterias de la cavidad de esta zona. Como ya es sabido, las bacterias de la cavidad oral se acumulan cada 8 horas sobre las superficies de los dientes que están conectados sobre los implantes, formando un biofilm que conocemos como placa bacteriana.

Poco a poco esta placa bacteriana se va introduciendo dentro de la encía, formando un espacio llamado bolsa perimplantaria, que es donde las bacterias se van depositando, sin que el cepillo dental pueda acceder a ellas. Todo ello favorece la liberación de toxinas bacterianas que irán destruyendo el hueso que rodea al implante y con el paso de los años podrían provocar la pérdida o fracaso del implante dental.

¿Qué manifestaciones tiene la periimplantitis?

A diferencia de los que piensa mucha gente, la perimplantitis suele ser indolora. Los signos y síntomas de la perimplantitis son el sangrado y la inflamación de la encía. Sin embargo, estos signos en muchas ocasiones no son percibidos por el paciente, puesto que son muy sutiles.

La mayoría de las veces, para detectar la perimplantitis, el paciente debe acudir a un odontólogo o dentista que realizará un sondaje de las encías y una radiografía. Es importante detectar la perimplantitis en la fase inicial de la enfermedad, puesto que el pronóstico es más favorable. En las fases más tardías, el pronóstico suele ser reservado.

¿Cómo se trata la periimplantitis?

El tratamiento de la perimplantitis incluye 2 fases.

Fase 1 en el tratamiento de la periimplantitis:

En la primera fase, se realiza una educación de técnicas de higiene oral especiales para aumentar la eficacia del cepillado de la placa bacteriana sobre los dientes, evitando así que las bacterias penetren en el interior de la encía. En esta fase, también se realizan desinfecciones profundas en la encía para eliminar los depósitos bacterianos y se recomienda el uso de antibióticos para el control de la infección.

Estos tratamientos obtienen un 30% de eficacia, por lo que en la mayoría de los casos es necesario un tratamiento microquirúrgico con anestesia local para eliminar la infección. El tratamiento microquirúrgico es mínimamente invasivo y ocasiona un postoperatorio con molestias leves.

Fase 2 en el tratamiento de la periimplantitis: mantenimiento.

Una vez la infección ha sido erradicada, el paciente debe comenzar un programa de mantenimiento enfocado a prevenir la reaparición de la enfermedad. Durante las visitas de mantenimiento de los implantes, debemos evaluar el estado de la encía mediante un sondaje alrededor de los implantes y la toma de radiografías para detectar si ha habido destrucción de hueso. Posteriormente, se repasan las instrucciones de cepillado y se eliminan las bacterias acumuladas en la encía mediante una desinfección meticulosa.

Como hemos podido comprobar, los implantes dentales han supuesto un gran beneficio para aquellos pacientes con ausencia de piezas dentales, no obstante, hemos de insistir en el hecho de que requieren unos cuidados periódicos para evitar enfermedades potencialmente graves como la perimplantitis. Para evitarla, recordemos que debemos tener una higiene oral especial y acudir a tratamiento de desinfección profesionales con nuestro dentista o especialista en encías.

Categorizado en: ,