¿Es normal el dolor postoperatorio tras los implantes dentales?

Los implantes dentales han supuesto una gran ayuda para aquellas personas que han perdido los dientes, permitiéndoles recuperar la masticación y la autoestima. Los primeros implantes dentales surgieron a finales de los años 60 y han evolucionado considerablemente hasta tal punto de convertirse en la intervención de cirugía más extendida en todo el mundo.

Dolor postoperatorio tras los implantes dentales

La microcirugía para la colocación de implantes dentales ha avanzado mucho en los últimos años, de tal forma que actualmente se trata de una microcirugía mínimamente invasiva, sin dolor, tanto durante la intervención como después de la misma, en el postoperatorio. Los especialistas en implantes dentales hemos conseguido reducir en gran medida las molestias del tratamiento gracias a varios adelantos técnicos que nos gustaría comentar aquí:

  1. Los implantes dentales son colocados con la ayuda de un microscopio. Así, las heridas son mínimas y en el postoperatorio se generan molestias muy leves que como mucho duran 1 ó 2 días y que pueden ser controladas con analgésicos, como el paracetamol o el ibuprofeno.
  2. Gracias al escáner 3D realizado previamente a la intervención, el cirujano  puede planificar la microcirugía de una forma más precisa y menos invasiva, favoreciendo una recuperación más rápida del paciente.
  3. Las nuevas técnicas de cirugía se han simplificado gracias a la aparición de instrumental quirúrgico más eficaz y menos traumático.
  4. La aparición de nuevos fármacos que inducen una sedación consciente (adormecimiento)  durante la intervención ayudan a controlar la ansiedad o el “miedo al dentista” que experimentan algunos pacientes y, de esta manera, conseguimos que la intervención sea una experiencia placentera.

Mediante estos adelantos, hoy podemos afirmar que la microcirugía utilizada para la colocación de implantes debería ser indolora y las molestias del postoperatorio deberían ser de carácter leve/moderado, controlables con analgésicos suaves como el ibuprofeno o el paracetamol y sin extenderse más allá de los tres días posteriores a la intervención.

No obstante, existen casos en los que las molestias postoperatorias pueden alargarse hasta entre 4 y 6 días. Se trata de intervenciones en las que se ha colocado un injerto óseo. En estos casos, el dolor suele desaparecer también a los 2 o 3 días, pero la inflamación de la mejilla puede mantenerse hasta 4 o 5 días. En el supuesto que el dolor persista más allá del tercer día o que la inflamación continué después del sexto día, es aconsejable ponerse en contacto con el cirujano, pues la probabilidad de infección o el fracaso del implante es muy alta.

Normalmente, al terminar la intervención, los cirujanos ofrecemos una amplia explicación sobre qué casos pueden darse durante los días siguientes a la microcirugía, de los cuidados que se deben seguir y de la medicación a tomar.

También le proporcionamos al paciente un número de teléfono de contacto las 24 horas del día para que pueda llamarnos en caso de que le surjan dudas o si la medicación que le hemos recomendado no actúa de una manera eficaz. De esta manera, podemos modificar la medicación al momento y evitar que las molestias continúen.

En conclusión, hoy podemos afirmar que la implantología no es un tratamiento traumático y que con unas simples instrucciones y medicación podemos conseguir que el postoperatorio sea corto y suficientemente tolerable para poder llevar una vida normal.

Los implantes dentales han supuesto una gran ayuda para aquellas personas que han perdido los dientes, permitiéndoles recuperar la masticación y la autoestima. Los primeros implantes dentales surgieron a finales de los años 60 y han evolucionado considerablemente hasta tal punto de convertirse en la intervención de cirugía más extendida en todo el mundo.

Dolor postoperatorio tras los implantes dentales

La microcirugía para la colocación de implantes dentales ha avanzado mucho en los últimos años, de tal forma que actualmente se trata de una microcirugía mínimamente invasiva, sin dolor, tanto durante la intervención como después de la misma, en el postoperatorio. Los especialistas en implantes dentales hemos conseguido reducir en gran medida las molestias del tratamiento gracias a varios adelantos técnicos que nos gustaría comentar aquí:

  1. Los implantes dentales son colocados con la ayuda de un microscopio. Así, las heridas son mínimas y en el postoperatorio se generan molestias muy leves que como mucho duran 1 ó 2 días y que pueden ser controladas con analgésicos, como el paracetamol o el ibuprofeno.
  2. Gracias al escáner 3D realizado previamente a la intervención, el cirujano  puede planificar la microcirugía de una forma más precisa y menos invasiva, favoreciendo una recuperación más rápida del paciente.
  3. Las nuevas técnicas de cirugía se han simplificado gracias a la aparición de instrumental quirúrgico más eficaz y menos traumático.
  4. La aparición de nuevos fármacos que inducen una sedación consciente (adormecimiento)  durante la intervención ayudan a controlar la ansiedad o el “miedo al dentista” que experimentan algunos pacientes y, de esta manera, conseguimos que la intervención sea una experiencia placentera.

Mediante estos adelantos, hoy podemos afirmar que la microcirugía utilizada para la colocación de implantes debería ser indolora y las molestias del postoperatorio deberían ser de carácter leve/moderado, controlables con analgésicos suaves como el ibuprofeno o el paracetamol y sin extenderse más allá de los tres días posteriores a la intervención.

No obstante, existen casos en los que las molestias postoperatorias pueden alargarse hasta entre 4 y 6 días. Se trata de intervenciones en las que se ha colocado un injerto óseo. En estos casos, el dolor suele desaparecer también a los 2 o 3 días, pero la inflamación de la mejilla puede mantenerse hasta 4 o 5 días. En el supuesto que el dolor persista más allá del tercer día o que la inflamación continué después del sexto día, es aconsejable ponerse en contacto con el cirujano, pues la probabilidad de infección o el fracaso del implante es muy alta.

Normalmente, al terminar la intervención, los cirujanos ofrecemos una amplia explicación sobre qué casos pueden darse durante los días siguientes a la microcirugía, de los cuidados que se deben seguir y de la medicación a tomar.

También le proporcionamos al paciente un número de teléfono de contacto las 24 horas del día para que pueda llamarnos en caso de que le surjan dudas o si la medicación que le hemos recomendado no actúa de una manera eficaz. De esta manera, podemos modificar la medicación al momento y evitar que las molestias continúen.

En conclusión, hoy podemos afirmar que la implantología no es un tratamiento traumático y que con unas simples instrucciones y medicación podemos conseguir que el postoperatorio sea corto y suficientemente tolerable para poder llevar una vida normal.

Índice de contenido

Table of Contents

Etiquetas

¿Conoces cuáles son los mejores implantes dentales? ¿Cuánto duran?

Resolvemos tus dudas para que tomes la decisión correcta con esta práctica guía de implantología

¿Quiéres que resolvamos tus dudas sobre este tema? Contacta con nosotros

Artículos relacionados

La pulpotomía y la pulpectomía son procedimientos frecuentes en Odontopediatría. Es habitual en niños que han sido afectados por caries avanzadas. Es un problema que no parece ser mandatario en pacientes infantiles, sin embargo, son muchos los niños que se…

Pericoronaritis es una palabra un tanto desconocida, pero viene siendo un malestar bastante común entre jóvenes y niños. Se trata de una afección vinculada a la erupción de los dientes, sobre todo a las muelas del juicio, aunque también se…

En este artículo, vamos a explicar qué es la sialorrea, su definición, sus causas y consecuencias y los tratamientos posibles en la Clínica dental y con otras profesiones de la medicina. La sialorrea, o también llamada ptialismo, es una condición…

La odontología es una especialidad médica que ha visto cómo sus posibilidades terapéuticas han evolucionado hasta tal punto que es muy complicado que un único profesional odontológico sea capaz de cubrir todas las necesidades del paciente. De ahí que deba…

Las coronas dentales, también conocidas como fundas dentales, son prótesis dentales que cubren la totalidad del diente y se colocan sobre el diente de manera fija mediante la técnica de cementado. La finalidad de la corona es cubrir el diente…

Las carillas dentales son el tratamiento dental estético indoloro más individualizado que podemos realizar dentro de la odontología estética, ya que podemos modificar varias características del propio diente siendo mínimamente invasivos. Dentro de la estética dental es uno de los…

El edentulismo se ha convertido en el problema bucal más popular de los últimos años y también uno de los más complejos. Como consecuencia de ello, en el artículo de hoy, queremos comentar todo lo que debes saber sobre el…

La extracción de una pieza dental es un tratamiento odontológico muy frecuente y es importante informar a los pacientes sobre los posibles síntomas de infección después de una extracción de muela. Tras la sustracción odontológica, se establece un período de…

Los implantes dentales han supuesto una innovación terapéutica extraordinaria para solucionar la falta de piezas dentales en nuestros pacientes. De manera clásica, el tratamiento suponía la colocación de fijaciones en el interior del hueso maxilar y la espera de 2…

La tartrectomía consiste en la eliminación de cálculo o “sarro” y depósitos de placa bacteriana alrededor de los dientes. Las bacterias orales, junto con restos de alimentos y saliva, se endurecen y forman lo que llamamos “tártaro” o “sarro”.   …