En nuestra clínica dental es posible superar el miedo al dentista

Dr. Rafael Blanes
Director Médico, especialista en Implantología Dental Avanzada

La odontofobia o fobia al dentista afecta a un 15% de la población según los datos de la Organización Mundial de la Salud. Y un 65% de los pacientes que acuden a consulta, reconocen que aunque no llegan a padecer fobia, sufren tensión y ansiedad.

El problema es que quienes sufren miedo al dentista, retrasan o evitan las visitas hasta que el dolor o los problemas bucodentales repercuten gravemente en su salud. Según el Libro Blanco sobre la Salud Bucodental en España, es uno de los principales motivos por los que los españoles no acudimos al dentista en los plazos recomendados.

En nuestra clínica dental mostramos gran empatía ante estos casos y cuidamos todos los detalles para mejorar la experiencia en consulta de nuestros pacientes. Aplicamos todos nuestros conocimientos para procurar la máxima relajación a nuestros pacientes explicándoles con detalle todos los procedimientos antes de llevarlos a cabo. Y, por supuesto, sin prisas, con el suficiente tiempo para tratar a estos pacientes especiales.

La comunicación, la empatía y el sentirse en un entorno de confianza es báico. Pero también es cierto que en muchas casos no basta y por ello, en Clínica Pronova aplicamos además técnicas de sedación consciente ambulatoria -modernas y seguras- que reducen totalmente la ansiedad y contribuyen, por otro lado, a reducir esas sensaciones de estrés en sucesivas visitas.

El miedo se va perdiendo a medida que nos enfrentamos a él y superamos la experiencia negativa. La ansiedad desaparece, el tiempo pasa más rápido y las sensaciones mejoran.

Un ligero sueño y una gran relajación

La sedación consciente no evita la anestesia; su objetivo es controlar el miedo y la ansiedad del paciente durante el tratamiento.

Controlado por un especialista en Anestesiología, es un procedimiento muy seguro en el que el paciente se encuentra en un estado de sueño ligero pero responde en todo momento a los estímulos verbales y físicos.

La recuperación es rápida y en un plazo de diez a veinte minutos, el paciente puede salir de la consulta y hacer vida normal.

Existen tres tipos de sedación consciente ambulatoria que permiten llegar a diferentes estados de relajación:

  • La sedación oral se sirve de fármacos que ofrecen un nivel de sedación óptimo pero la duración y nivel de control de la ansiedad es impredecible y varía de un paciente a otro.
  • La sedación con óxido nitroso por vía nasal se realiza mediante la inhalación de un gas que reduce la ansiedad y genera una sensación de bienestar durante unos minutos.
  • La sedación por vía endovenosa es la más predecible. Se administra directamente al corriente sanguíneo por lo que permite controlar el inicio, la duración y los niveles de una forma precisa.

En nuestra clínica dental, nos decantamos por las dos últimas.

Categorizado en: