Los 10 consejos más prácticos para personas con dentaduras postizas

Dr. Rafael Blanes
Director Médico, especialista en Implantología Dental Avanzada

Las dentaduras postizas son unas prótesis dentales de resina que utilizan las personas que han perdido varias o todas las piezas dentales. Como seguro que ya sabes, se tratan de prótesis removibles que se pueden extraer de la boca para su limpieza y que hasta la llegada de los implantes dentales eran la única solución a la falta de todas piezas dentales.

Éstas, como el resto de prótesis ayudan a recuperar la autoestima puesto que con ellas se recupera el perfil de las mejillas y los labios, la imagen de una sonrisa natural, así como la fonética o correcta articulación de las palabras, además de la recuperación de la función masticatoria. No obstante, su uso se ha ido reduciendo porque las dentaduras postizas tienen serios inconvenientes, puesto que estas prótesis acaban siendo inestables y poco retentivas en la mayoría de los paciente.

Muchos nos han comentado que tienen la sensación de que se le “escapa fuera de boca”, generando una gran inseguridad que les hace rehuir de actos sociales por el miedo a que otras personas pueden descubrir que tienen prótesis. Y si bien la solución a este problema es la Implantologia dental, – que permite la colocación de dientes fijos en 1 día incluso en paciente con poco hueso- todavía hay pacientes que optan por prótesis dentales.

De hecho, según los estudios realizados, un 54% de los paciente portadores de dentaduras postizas que se encuentran cómodos con ellas, por lo que nos gustaría mencionar algunos consejos prácticos para todos ellos.

1. Tiempo de adaptación.

Si te han colocado una dentadura postiza recientemente y no te estas adaptando, recuerda que debe tener paciencia, puesto que se requieren de 2 a 8 semanas para adaptar los músculos faciales a la dentaduras. Tu odontólogo deberá recomendarte los cuidados postoperatorios más adecuados durante este período.

2. Comodidad.

No tengas la tentación de retocar tú mismo la prótesis para eliminar los bordes ásperos. Recuerda que estos retoques deben ser realizados por un odontólogo mediante instrumental adecuado.

3. Salivación.

Es normal que notes exceso de saliva ante el uso de las dentaduras postizas, es una reacción bucal fisiológica ante la presencia de un objeto extraño. Te acostumbraras con el paso del tiempo.

4. Higiene.

Las dentaduras postizas deben ser desalojadas de la boca 2-3 veces al día para su limpieza. Esta limpieza es suficiente realizarla con agua, cepillo y pasta de dientes.

5. Extracción.

Cuando extraigas las dentaduras de la boca recuerda ser cuidadoso, puesto que es algo habitual que accidentalmente resbalen de las manos y caigan al suelo rompiéndose. Aconsejamos extraerlas con una toalla/servilleta para que no ocurra.

6. Noche.

Durante la noche es aconsejable no llevar la dentadura para que la encía descanse. Para su hidratación se aconseja introducirla en un vaso de agua con alguna pastilla desinfectante.

7. Revisiones periódicas.

Debes acudir a tu odontólogo cada 6-12 meses para que revise la prótesis, puesto que con el tiempo la encía cambia de forma y se deben realizar rebases para readaptar la prótesis y evitar úlceras o llagas. Estos rebases también permitirán readaptar la prótesis a la encía para mejorar su retención y estabilidad.

8. Adhesión a la encía.

Si tu dentadura postiza es inestable, evita remedios como los adhesivos o las plantillas sin la ayuda de un odontólogo, pues la inestabilidad de la prótesis suele estar causada por la falta de adaptación a la encía. En estos casos los adhesivos o las plantillas no evitarán lesiones en la encía por la falta de adaptación. Ante estos casos, el odontólogo evaluará la situación, realizará un rebase y te recomendará las plantillas y los adhesivos más adecuados para tu caso.

9. Molestias frecuentes.

Ante la presencia de molestias, acude a tu odontólogo para su tratamiento, puesto que estas llagas pueden volverse crónicas, dejar de molestar y causar daños irreparables.

10. Implantes dentales.

Si a pesar de estas reparaciones, tu dentadura postiza sigue siendo inestable, te recomendamos acudir a una especialista en implantes dentales que pueda ayudarte a conseguir diente fijos. Recuerda que la falta de hueso ya no es un impedimento para conseguirlo y que tienes que tener muy en cuenta la salud de tus encías, que pueden verse afectadas por la incomodidad de uso de las dentaduras postizas.

Categorizado en: