¿En qué consiste la cirugía periodontal o de las encías?

Unas encías sanas son fundamentales para el buen mantenimiento de la salud oral. Y es que las encías son uno de los tejidos más importantes de la boca, puesto que forman el aparato que sujeta los dientes, facilitando la masticación de los alimentos.

No obstante, en muchas ocasiones, las encías pueden verse afectadas por varias enfermedades, siendo la periodontitis o enfermedad periodontal la más frecuente y también la más grave.

El tratamiento periodontal consta de tres fases: la primera es la fase higiénica, donde se restablece la salud de las encías y se eliminan los factores causantes de la enfermedad periodontal, la segunda suele ser la fase quirúrgica donde se corrigen problemas que no se pueden solucionar sin cirugía, y la tercera fase es la de mantenimiento periodontal.

Podemos distinguir entre 3 tipos de cirugías de las encías:

1. Cirugías resectivas:

Las cirugías resectivas son técnicas de microcirugía que se realizan para acceder a limpiar las superficies de las raíces de los dientes, cuando no es posible llegar a ellas mediante otras técnicas. Consiste en la elevación de un pequeño colgajo en la encía, la desinfección y el pulido de las raíces y la eliminación de pequeños defectos en el hueso que sujeta a los dientes. El objetivo de esta microcirugía es mantener el máximo tiempo posible los dientes en la boca y mejorar su pronóstico, para evitar la extracción de los mismos a medio y largo plazo.

2. Cirugías regenerativas:

Las cirugías regenerativas tienen como finalidad regenerar el hueso que se ha perdido a causa de la enfermedad periodontal. Para ello se utilizan biomateriales como proteínas que estimulan el crecimiento de las células formadoras de hueso, o injertos de partículas de hidroxiapatita de y membranas de colágeno.

3. Cirugía plástica:

Este tipo incluye técnicas de microcirugía que tienen como objetivo corregir defectos en las encías, como por ejemplo cuando las encías se retraen dejando ver las raíces de los dientes. Mediante el uso de injertos de encía, membranas o de proteínas regeneradoras se puede reconstruir y hacer crecer la encía que se ha perdido.

Cualquiera de estas técnicas quirúrgicas debe ser llevada a cabo por un Periodoncista (odontólogo especialista en encías) y se deben de realizar con magnificación, es decir, con lupas o microscopio. Esto nos permite ser más exactos y precisos, ver mejor las raíces de los dientes y los tejidos, dar puntos de sutura muy finos. Como consecuencia, el paciente tiene una mejor cicatrización, mínimas molestias postoperatorias y excelentes resultados.

Unas encías sanas son fundamentales para el buen mantenimiento de la salud oral. Y es que las encías son uno de los tejidos más importantes de la boca, puesto que forman el aparato que sujeta los dientes, facilitando la masticación de los alimentos.

No obstante, en muchas ocasiones, las encías pueden verse afectadas por varias enfermedades, siendo la periodontitis o enfermedad periodontal la más frecuente y también la más grave.

El tratamiento periodontal consta de tres fases: la primera es la fase higiénica, donde se restablece la salud de las encías y se eliminan los factores causantes de la enfermedad periodontal, la segunda suele ser la fase quirúrgica donde se corrigen problemas que no se pueden solucionar sin cirugía, y la tercera fase es la de mantenimiento periodontal.

Podemos distinguir entre 3 tipos de cirugías de las encías:

1. Cirugías resectivas:

Las cirugías resectivas son técnicas de microcirugía que se realizan para acceder a limpiar las superficies de las raíces de los dientes, cuando no es posible llegar a ellas mediante otras técnicas. Consiste en la elevación de un pequeño colgajo en la encía, la desinfección y el pulido de las raíces y la eliminación de pequeños defectos en el hueso que sujeta a los dientes. El objetivo de esta microcirugía es mantener el máximo tiempo posible los dientes en la boca y mejorar su pronóstico, para evitar la extracción de los mismos a medio y largo plazo.

2. Cirugías regenerativas:

Las cirugías regenerativas tienen como finalidad regenerar el hueso que se ha perdido a causa de la enfermedad periodontal. Para ello se utilizan biomateriales como proteínas que estimulan el crecimiento de las células formadoras de hueso, o injertos de partículas de hidroxiapatita de y membranas de colágeno.

3. Cirugía plástica:

Este tipo incluye técnicas de microcirugía que tienen como objetivo corregir defectos en las encías, como por ejemplo cuando las encías se retraen dejando ver las raíces de los dientes. Mediante el uso de injertos de encía, membranas o de proteínas regeneradoras se puede reconstruir y hacer crecer la encía que se ha perdido.

Cualquiera de estas técnicas quirúrgicas debe ser llevada a cabo por un Periodoncista (odontólogo especialista en encías) y se deben de realizar con magnificación, es decir, con lupas o microscopio. Esto nos permite ser más exactos y precisos, ver mejor las raíces de los dientes y los tejidos, dar puntos de sutura muy finos. Como consecuencia, el paciente tiene una mejor cicatrización, mínimas molestias postoperatorias y excelentes resultados.

Dra. Libertad Caro
Dra. Libertad Caro
Periodoncia e Implantología Dental

Especialista en Periodoncia e Implantología dental, formada en Valencia, Barcelona y Gotemburgo. Conoce a todo el equipo de Clínica Pronova.

Índice de contenido

Table of Contents

Etiquetas

¿Conoces cuáles son los mejores implantes dentales? ¿Cuánto duran?

Resolvemos tus dudas para que tomes la decisión correcta con esta práctica guía de implantología

¿Quiéres que resolvamos tus dudas sobre este tema? Contacta con nosotros

Artículos relacionados

La pulpotomía y la pulpectomía son procedimientos frecuentes en Odontopediatría. Es habitual en niños que han sido afectados por caries avanzadas. Es un problema que no parece ser mandatario en pacientes infantiles, sin embargo, son muchos los niños que se…

Pericoronaritis es una palabra un tanto desconocida, pero viene siendo un malestar bastante común entre jóvenes y niños. Se trata de una afección vinculada a la erupción de los dientes, sobre todo a las muelas del juicio, aunque también se…

En este artículo, vamos a explicar qué es la sialorrea, su definición, sus causas y consecuencias y los tratamientos posibles en la Clínica dental y con otras profesiones de la medicina. La sialorrea, o también llamada ptialismo, es una condición…

La odontología es una especialidad médica que ha visto cómo sus posibilidades terapéuticas han evolucionado hasta tal punto que es muy complicado que un único profesional odontológico sea capaz de cubrir todas las necesidades del paciente. De ahí que deba…

Las coronas dentales, también conocidas como fundas dentales, son prótesis dentales que cubren la totalidad del diente y se colocan sobre el diente de manera fija mediante la técnica de cementado. La finalidad de la corona es cubrir el diente…

Las carillas dentales son el tratamiento dental estético indoloro más individualizado que podemos realizar dentro de la odontología estética, ya que podemos modificar varias características del propio diente siendo mínimamente invasivos. Dentro de la estética dental es uno de los…

El edentulismo se ha convertido en el problema bucal más popular de los últimos años y también uno de los más complejos. Como consecuencia de ello, en el artículo de hoy, queremos comentar todo lo que debes saber sobre el…

La extracción de una pieza dental es un tratamiento odontológico muy frecuente y es importante informar a los pacientes sobre los posibles síntomas de infección después de una extracción de muela. Tras la sustracción odontológica, se establece un período de…

Los implantes dentales han supuesto una innovación terapéutica extraordinaria para solucionar la falta de piezas dentales en nuestros pacientes. De manera clásica, el tratamiento suponía la colocación de fijaciones en el interior del hueso maxilar y la espera de 2…

La tartrectomía consiste en la eliminación de cálculo o “sarro” y depósitos de placa bacteriana alrededor de los dientes. Las bacterias orales, junto con restos de alimentos y saliva, se endurecen y forman lo que llamamos “tártaro” o “sarro”.   …