¿Qué supone blanquear los dientes en tu dentista?

Seguramente te hayas planteado alguna vez blanquearte los dientes, pero no has tenido la información necesaria para dar el paso, así pues, vamos a dar unas pinceladas sobre el procedimiento.

¿En qué consiste exactamente?

El blanqueamiento dental es una técnica mínimamente invasiva que se puede realizar tanto en casa (blanqueamiento ambulatorio), en clínica o ambas. Dependiendo del tipo de blanqueamiento que se recomiende por el odontólogo, dependerá el tiempo de tratamiento y la concentración del producto.

¿No existe ningún efecto secundario?

No, simplemente habrá que tener en cuenta que tras el tratamiento puede existir una ligera sensibilidad, que normalmente no va más allá de un par de días. Esto es debido al contacto del producto sobre el esmalte dental, que al introducirse en el interior del diente para limpiar las impurezas que han teñido la pieza dental, generan un poco de sensibilidad.

Es importante mencionar que el agente blanqueador no debilita al diente, algo que se ha demostrado científicamente. Si las molestias no remiten espontáneamente se pueden aconsejar pastas o colutorios desensibilizantes.

¿Qué resultados se consiguen?

Normalmente, tras el tratamiento, el color de los dientes llega a blanquear hasta 8 tonos. Este cambio de color en los blanqueamientos que realizamos en clínica se ve instantáneamente. En cambio, si el blanqueamiento lo realizamos en casa, suele llevarse a cabo durante al menos 10 días mediante la colocación del agente blanqueador en unas férulas que realizamos a medida para cada paciente y aconsejamos que al menos las lleve entre 4-8 horas al día.

Sea cual sea el procedimiento elegido el tratamiento siempre tiene que estar supervisado por un odontólogo que de las indicaciones al paciente y pueda solucionar todas sus preguntas. Además, solemos recomendar una dosis de recuerdo del blanqueamiento pasados al menos los 2 años, pero esto no significa que hayamos vuelto al color inicial.

¿Qué hacer tras el tratamiento?

La durabilidad del tratamiento también se puede ver influenciada por el consumo de algunos alimentos como son el café, té, vino y tabaco entre otros que generan tinciones intrínsecas de los dientes con mayor facilidad. Las tinciones extrínsecas de los dientes son las que se pueden eliminar con el cepillado diario y las profilaxis dentales que al menos recomendamos realizarlas cada 6 meses.

En resumen, el blanqueamiento es un tratamiento seguro cuando se realiza por un profesional y con productos de calidad, predecible a largo plazo, fiable y seguro que nos garantiza una mejora estética de la sonrisa.

Seguramente te hayas planteado alguna vez blanquearte los dientes, pero no has tenido la información necesaria para dar el paso, así pues, vamos a dar unas pinceladas sobre el procedimiento.

¿En qué consiste exactamente?

El blanqueamiento dental es una técnica mínimamente invasiva que se puede realizar tanto en casa (blanqueamiento ambulatorio), en clínica o ambas. Dependiendo del tipo de blanqueamiento que se recomiende por el odontólogo, dependerá el tiempo de tratamiento y la concentración del producto.

¿No existe ningún efecto secundario?

No, simplemente habrá que tener en cuenta que tras el tratamiento puede existir una ligera sensibilidad, que normalmente no va más allá de un par de días. Esto es debido al contacto del producto sobre el esmalte dental, que al introducirse en el interior del diente para limpiar las impurezas que han teñido la pieza dental, generan un poco de sensibilidad.

Es importante mencionar que el agente blanqueador no debilita al diente, algo que se ha demostrado científicamente. Si las molestias no remiten espontáneamente se pueden aconsejar pastas o colutorios desensibilizantes.

¿Qué resultados se consiguen?

Normalmente, tras el tratamiento, el color de los dientes llega a blanquear hasta 8 tonos. Este cambio de color en los blanqueamientos que realizamos en clínica se ve instantáneamente. En cambio, si el blanqueamiento lo realizamos en casa, suele llevarse a cabo durante al menos 10 días mediante la colocación del agente blanqueador en unas férulas que realizamos a medida para cada paciente y aconsejamos que al menos las lleve entre 4-8 horas al día.

Sea cual sea el procedimiento elegido el tratamiento siempre tiene que estar supervisado por un odontólogo que de las indicaciones al paciente y pueda solucionar todas sus preguntas. Además, solemos recomendar una dosis de recuerdo del blanqueamiento pasados al menos los 2 años, pero esto no significa que hayamos vuelto al color inicial.

¿Qué hacer tras el tratamiento?

La durabilidad del tratamiento también se puede ver influenciada por el consumo de algunos alimentos como son el café, té, vino y tabaco entre otros que generan tinciones intrínsecas de los dientes con mayor facilidad. Las tinciones extrínsecas de los dientes son las que se pueden eliminar con el cepillado diario y las profilaxis dentales que al menos recomendamos realizarlas cada 6 meses.

En resumen, el blanqueamiento es un tratamiento seguro cuando se realiza por un profesional y con productos de calidad, predecible a largo plazo, fiable y seguro que nos garantiza una mejora estética de la sonrisa.

Índice de contenido

Table of Contents

Etiquetas

¿Conoces cuáles son los mejores implantes dentales? ¿Cuánto duran?

Resolvemos tus dudas para que tomes la decisión correcta con esta práctica guía de implantología

¿Quiéres que resolvamos tus dudas sobre este tema? Contacta con nosotros

Artículos relacionados

La pulpotomía y la pulpectomía son procedimientos frecuentes en Odontopediatría. Es habitual en niños que han sido afectados por caries avanzadas. Es un problema que no parece ser mandatario en pacientes infantiles, sin embargo, son muchos los niños que se…

Pericoronaritis es una palabra un tanto desconocida, pero viene siendo un malestar bastante común entre jóvenes y niños. Se trata de una afección vinculada a la erupción de los dientes, sobre todo a las muelas del juicio, aunque también se…

En este artículo, vamos a explicar qué es la sialorrea, su definición, sus causas y consecuencias y los tratamientos posibles en la Clínica dental y con otras profesiones de la medicina. La sialorrea, o también llamada ptialismo, es una condición…

La odontología es una especialidad médica que ha visto cómo sus posibilidades terapéuticas han evolucionado hasta tal punto que es muy complicado que un único profesional odontológico sea capaz de cubrir todas las necesidades del paciente. De ahí que deba…

Las coronas dentales, también conocidas como fundas dentales, son prótesis dentales que cubren la totalidad del diente y se colocan sobre el diente de manera fija mediante la técnica de cementado. La finalidad de la corona es cubrir el diente…

Las carillas dentales son el tratamiento dental estético indoloro más individualizado que podemos realizar dentro de la odontología estética, ya que podemos modificar varias características del propio diente siendo mínimamente invasivos. Dentro de la estética dental es uno de los…

El edentulismo se ha convertido en el problema bucal más popular de los últimos años y también uno de los más complejos. Como consecuencia de ello, en el artículo de hoy, queremos comentar todo lo que debes saber sobre el…

La extracción de una pieza dental es un tratamiento odontológico muy frecuente y es importante informar a los pacientes sobre los posibles síntomas de infección después de una extracción de muela. Tras la sustracción odontológica, se establece un período de…

Los implantes dentales han supuesto una innovación terapéutica extraordinaria para solucionar la falta de piezas dentales en nuestros pacientes. De manera clásica, el tratamiento suponía la colocación de fijaciones en el interior del hueso maxilar y la espera de 2…

La tartrectomía consiste en la eliminación de cálculo o “sarro” y depósitos de placa bacteriana alrededor de los dientes. Las bacterias orales, junto con restos de alimentos y saliva, se endurecen y forman lo que llamamos “tártaro” o “sarro”.   …