5 pasos para curar las encías

Dra. Libertad Caro
Especialista en Periodoncia e Implantología Dental

Enfermedades de las encías como la periodontitis o la gingivitis son muy frecuentes entre la población española y representan una de las principales causas de pérdida dental a partir de los 35 años. Sin embargo, estos problemas de encía no siempre son evidentes, ya que no suelen generar dolor de encías, y la inflamación a menudo no es perceptible por el paciente, a no ser que sea diagnosticada por un especialista, el periodoncista.

En este post te explicamos los 5 pasos para prevenir y tratar de manera efectiva la enfermedad de las encías.

Paso 1: Diagnóstico

Lo más importante para poder curar las encías es distinguir si se trata de periodontitis o de gingivitis. Para ello, es recomendable acudir a un centro especializado que cuente con periodoncistas, que te realicen radiografías y un examen llamado periodontograma, imprescindible para un correcto diagnóstico.

Paso 2: Tratamiento profesional

Una vez detectada la enfermedad, es importante realizar un buen tratamiento de las encías. El periodoncista realizará una desinfección profunda indolora para eliminar todas las bacterias que se encuentran dentro de la encía, y este tratamiento debe repetirse cada 4-6 meses para evitar la reactivación de la enfermedad.

Paso 3: Cepillado dental

Un cepillado dental adecuado es el paso más importante y efectivo para curar las encías. Se debe realizar tres veces al día, debe durar tres minutos y debe incluir todas las superficies de los dientes. Lo más adecuado es que un profesional te enseñe a realizarlo correctamente.

Paso 4: Cepillado interdental o seda dental

Muchos pacientes olvidan cepillarse entre los dientes con cepillos interdentales o seda dental. Este remedio para encías es fundamental, debe hacerse dos veces al día, y tanto el cepillo interdental como la seda deben frotar las superficies dentarias, no sólo pasar por los huecos entre los dientes.

Paso 5: Colutorios y pasta dentífrica

Sirven para complementar al cepillado, pero nunca deben ser considerados como tratamiento único, pues para que sean efectivos, las bacterias sobre los dientes deben ser eliminadas por el cepillado y por la desinfección profunda de las encías por parte del profesional.

Como ves, el buen cuidado de las encías no es complicado, pero pasa necesariamente por la constancia y regularidad. Si sospechas que tus encías pueden estar afectadas por alguno de estos problemas, te animamos a que nos visites y sin ningún compromiso te haremos un exhaustivo estudio para informarte.

Categorizado en: